FIESTAS EN LEBRIJA

  |   Lebrija   |   No comment

SEMANA SANTA

Es una de las fiestas religiosas más multitudinarias y con más participación popular en la que se conmemora la pasión y muerte de Jesús. En ella las diez Hermandades existentes hacen su estación de penitencia siguiendo en procesión a los diferentes pasos caracterizados por una gran belleza.

 

CRUCES DE MAYO

Las Cruces de Mayo de Lebrija se conocen como la fiesta de las mujeres, por la enorme participación de las mujeres lebrijanas en esta fiesta de gran tradición popular, que se celebra durante los dos primeros fines de semana de mayo. Las Cruces de Mayo han sido declaradas fiestas de interés turístico nacional de andalucía, por su carácter único y su peculiar puesta en escena de los valores y tradiciones populares más arraigadas. Las vecinas y vecinos de la localidad “visten” la Cruz, alrededor de la cual se baila y se canta durante toda la noche. La gastronomía específica, la ornamentación característica de la Cruz, así como la participación masiva de los lebrijanos mantiene la fiesta viva en la calle.

La gastronomía ocupa un lugar importante en las Cruces de Mayo se consumen las habas corchas (habas hervidas con sal que se comen frías) y los caracoles blanquillos de las marismas, con pocos condimentos, pero que requieren una laboriosa preparación. Todo ello, acompañado del vino y la manzanilla elaborados en Lebrija.

Los elementos tradicionales que se utilizan para “vestir” la Cruz son: las macetas, los utensilios de metal y las guirnaldas de flores. Todos estos objetos son aportados por las propias vecinas, que cubren las paredes con colchas antiguas. Lo más bonito es ver cómo cada vecina deja para la Cruz las mejores macetas de sus patios, así como los objetos de decoración de sus casas.

El ritual de estas fiestas, en un principio alrededor de un árbol y después de la Cruz, se sitúa en las celebraciones paganas en honor a la Diosa Maia (de donde deriva el nombre del mes de Mayo), a la que se atribuye el culto a la fertilidad. En Lebrija, las Cruces de Mayo tienen un marcado sentido de participación popular. Las personas se desplazan de Cruz en Cruz, y son atendidas por los vecinos de las barriadas. Lo más tradicional es “vestir” una hornacina, un elemento arquitectónico que se encuentra en las fachadas de algunas casas lebrijanas y donde se sitúa una Cruz durante todo el año.

En las Cruces de Mayo se conserva la tradición de las Sevillanas Corraleras, con letras picantonas y relacionadas con las tareas del campo. Estas sevillanas se cantan a compás de los instrumentos musicales propios de las fiestas: el almirez, la pandereta y las palmas. El almirez es el mortero utilizado para moler las especias. Durante las Cruces se concierte en un elemento singular y su ritmo impregna de alegría estas sevillanas corraleras.

 

CORPUS CHRISTI

Esta fiesta religiosa se celebra en mayo, el jueves después del domingo de la Santísima Trinidad , y destaca por la ornamentación de las calles que se engalanan con dibujos realizados con pétalos de flores de vivos colores. Por ellas se realizan espléndidas procesiones de la Custodia y la Carroza.

 

LOS JÚAS

La noche de San Juan es conocida y celebrada mundialmente como la más corta del año, coincide con el solsticio de verano simbolizando el triunfo de la luz sobre la oscuridad y el paso de la primavera al verano. El nombre de esta fiesta rinde homenaje al nacimiento de San Juan Bautista el 24 de junio cuyo padre, Zacarías, anunció su nacimiento encendiendo hogueras. Desde tiempos inmemorables se han practicado en esta noche todo tipo de ritos vinculados a la purificación, la fecundidad, la solicitud de la buena suerte y el alejamiento de la mala. Para conseguirlo, el fuego y el agua juegan un papel importante como símbolos de renovación y purificación. En los rituales de esta noche mágica los protagonistas principales son el agua y las hogueras que se encienden para que nos preserven de todo mal. Cuenta la leyenda que sus cenizas curan las enfermedades de la piel y que es conveniente saltar la hoguera un mínimo de tres veces para tener buena suerte durante todo el año.

Muchas y variadas son las celebraciones, costumbres y rituales en esta noche tan señalada. Celtas e íberos pensaban que las fuentes eran curativas, por lo que se cree que todas las aguas que se toman en la noche de San Juan son beneficiosas, incluso algunas personas se bañan de madrugada desnudas en ríos o en el mar.

En Lebrija existe una forma original de celebrar esta fiesta en la que los vecinos participan activamente construyendo grotescos muñecos de trapo llamados Júas que se exhiben en calles y plazas de la ciudad para ser quemados a las doce de la noche del 24 de junio. Estos representan a personajes famosos de nuestra sociedad o escenas de la vida cotidiana, y suponen una mirada satírica y llena de humor, la ridiculización de los temas sociales que protagonizan la actualidad.

 

CARACOLÁ LEBRIJANA

Teniendo en cuenta que se denomina “triángulo del cante” al compuesto por Lebrija, Jerez y Utrera, este festival flamenco es creado por un grupo de aficionados reunidos bajo la denominación “La Debla” a principio de los años 60. Se trata de uno de los festivales flamencos más importantes de Andalucía en el que se reúnen cantaores, bailaores y guitarristas de conocido prestigio.

 

FERIA Y FIESTAS PATRONALES

La feria lebrijana se celebra el día 12 de septiembre coincidiendo con la festividad de la patrona de la ciudad, la Virgen del Castillo.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar